¡Afiliate Ahora!

Contactá un promotor

0800-999-6400

Urgencias en viaje. Todo el país

0800-333-4631

Atenciones Programadas (7 a 16hs)

Noticias

Novedades

Priotecnia cero: celebremos sin accidentes


 

La pirotecnia segura no existe y la única manera de prevenir accidentes es no encenderla. Según estimaciones de los efectores públicos nacionales, un gran porcentaje de los heridos graves por la manipulación de pirotecnia son niños de entre 5 y 14 años.
La utilización de cohetes y fuegos artificiales puede ocasionar gravísimos daños, tales como quemaduras, problemas auditivos y lesiones oculares, que en muchos casos son irreversibles.

Las zonas del cuerpo más afectadas en los accidentes por pirotecnia son las manos (40%), los ojos (20%), y la cabeza o cara (20%), de acuerdo a datos recabados por el Programa de Salud Ocular y Prevención de la Ceguera del Ministerio de Salud y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Si aún se toma la poco feliz decisión se utilizarla, los especialistas recomiendan que se mantenga a los niños alejados y no se apunte a otras personas u hogares. De todas maneras, hay que tener en cuenta que un importante número de accidentes se da en niños que solo se encontraban miraban.

La Sociedad Argentina de Pediatría, advierte que incluso con supervisión de un adulto, la pirotecnia puede lesionar a los más chicos. Un informe elaborado por esa entidad indica que “no existe pirotecnia segura ni de bajo riesgo. Todas pueden producir lesiones. Hasta las estrellitas puede incendiar la ropa o lesionar los ojos”, explican. Es que la punta de una bengala se quema a una temperatura de más de 537 ºC, suficiente para causar quemaduras de tercer grado.

¿Qué hacer en caso de accidente?
En caso de accidentes se recomienda lavar la zona con agua fría y cubrirla con telas limpias y húmedas; retirar anillos, pulseras u otros elementos que causen presión sobre el área quemada, y trasladar al herido al hospital o centro asistencial más cercano.
No aplicar lociones, cremas, ungüentos, hielo, pasta de dientes, alimentos congelados, grasa, etc.  Tampoco se debe remover la piel resquebrajada ni reventar las ampollas. Tampoco hay que ejercer presión en la zona ya que es perjudicial.
Urgencias fuera de su localidad

Si pasa las fiestas en otra localidad y tiene un imprevisto, recuerde que debe llamar al 0800-999-6400 para recibir orientación sobre los centros de salud más cercanos. Desde La Revista de Centro Asistencial le deseamos que disfrutes de estas fiestas con moderación y con mucha salud!

Proteger a los más vulnerables
La pirotecnia no sólo produce contaminación sonora, también afecta a los animales y además es perjudicial para los bebés menores de un año. Estudios señalan que la pirotecnia puede provocar zumbidos y pérdida de la audición en los niños, en ocasiones momentáneas pero en otras irreversibles, por lo que los especialistas recomiendan que se les coloquen protecciones en los oídos de los niños que deban exponerse a ese tipo de ruidos extremos.

Los sonidos de los fuegos artificiales pueden provocar pérdida de la capacidad auditiva en los bebés, además de fuertes zumbidos que generan dolor de oído y problemas a la hora de conciliar el sueño.

Pensar en el otro
Los bebés no son los únicos afectados por el estruendo de la pirotécnica. Las personas con síndrome de Down y trastornos del espectro autista tienen dificultad para interpretar la información sensorial que reciben del ambiente. Esto los hace hipersensibles a los ruidos por lo que el estruendo de la pirotecnia genera en ellos conductas inadecuadas: se muerden, se pegan, se lastiman, se encierran, se esconden o gritan.


<< Regresar

ARRIBA