¡Afiliate Ahora!

Contactá un promotor

0800-999-6400

Urgencias en viaje. Todo el país

0800-333-4631

Atenciones Programadas (7 a 16hs)

Noticias

Novedades

Estreptococo, lo que hay que saber


 

Guardias colapsadas, mensajes entre madres, llamados personalizados a pediatras. La alarma por los casos mortales causados por la bacteria streptococcus pyogene se dio en medio de una creciente cantidad de consultas hospitalarias en todo el país. Rafaela y otras localidades de la región no fueron la excepción; incluso, se llegó a temer por la presencia de un “brote o una epidemia”, algo que los expertos niegan de forma rotunda.

Desde el Gobierno y las sociedades científicas, también salieron a aclarar que esta bacteria no es nueva sino que es el conocido estreptococo beta-hemolíticos del grupo A causante de anginas, para el cual hay tratamientos con antibióticos.

“El Streptococcus pyogenes causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas de enfermedad, desde cuadros leves, como faringitis, impétigo, escarlatina, hasta infecciones invasivas más graves”, explicó el Dr. Daniel Marfortt, pediatra especialista en neumonología y  director de Clínica Nacer. “De ninguna manera debe considerarse que hay una epidemia o un brote”, aclaró.

¿Cómo prevenirlo?

La bacteria se propaga mediante contacto directo con secreciones de la nariz o la garganta de las personas infectadas, o mediante contacto con las heridas o lesiones de la piel. Si bien no hay vacuna, sí existen algunas medidas de prevención para reducir al máximo las chances de contagio

“Hay que limpiar y ventilar bien los ambientes y también es clave lavar a menudo juguetes y otros objetos de uso habitual y siempre lavarse las manos con agua y jabón”, detalló Marfortt.

Asimismo el director de Nacer recomendó “no compartir utensilios como vasos, mamaderas, bombillas ni toallas y limpiar mocos y saliva con pañuelos descartables y toser siempre sobre el pliegue del codo.

“Mantener una temperatura corporal adecuada, evitando enfriamiento y resfríos es clave, especialmente en los más chicos y si hay fiebre, dolor de garganta o infecciones en piel, no hay que llevarlos a la escuela”, remarcó.

¿Qué deben saber los padres frente a un cuadro positivo?

“Los papás deben estar tranquilos ya que es una patología muy frecuente en pediatría, principalmente entre los 4 y 10 años, mayor en esta época del año -primavera y otoño- y que con tratamiento adecuado con penicilina durante 10 días vía oral, las posibilidades de complicaciones son muy infrecuentes”, tranquilizó Marfortt.

“Tanto en los hospitales de la zona, como en Clínica Nacer -la única clínica infantil de la región-contamos con todas las herramientas para detectar y tratar estos casos, que son frecuentes”, abundó el galeno.


<< Regresar

ARRIBA